¿Quiénes Somos?
Somos un Hotel 3 estrellas, con una amplia trayectoria de experiencia Hotelera y Gastronómica, exquisitamente decorado con antigüedades y curiosidades históricas, en un acogedor ambiente de montaña, en donde se garantiza un descanso excepcional, cuando se precisa huir del bullicio ensordecedor de la ciudad.

Ubicado en una zona privilegiada rodeado de naturaleza, en pleno corazón de la Colonia Tovar al lado de la Iglesia San Martín de Tours y al frente del pintoresco mercado artesanal de flores, frutas y hortalizas.

"El Hotel Selva Negra un lugar para llegar siempre que se pueda – Un lugar para siempre estar".
Historia - Hotel Selva Negra
En 1936 se comenzó a construir la primera parte del Hotel Selva Negra; después de un arduo trabajo de construcción, con materiales traídos a lomo de mula, se termina esta fase en 1938. En 1940 se construyó la segunda etapa que ya le permitía recibir huéspedes. El día 6 de septiembre se firmó el Contrato entre los señores Hermann Sittel y Richard Aretz que en una forma sencilla y de mutua confianza establecía las condiciones de la asociación.

Eran tiempos difíciles, debidos al desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, lo cual dificultó el rescate de los valores culturales de los pueblos de origen de los Colonieros.

El Hotel Selva Negra fue afectado y su proceso de construcción paralizado. De la parte norte sólo se habían construido las fundaciones. Sittel no podía dejar sus establecimientos en Caracas y envió al señor Guillermo Schröeder para administrar el hotel.

En el periodo 1943 – 1962 pasaron por el hotel como administradores o concesionarios muchas personas, algunas de las cuales construyeron después sus propias instalaciones hoteleras. Por eso podemos afirmar que en cierta forma el Hotel Selva Negra no solamente es pionero, sino también escuela hotelera en la Colonia.

En el año 1963 Hermann Sittel y su Esposa Martha se trasladan a la Colonia Tovar para administrar personalmente el Hotel. Comienzan todo un proceso de ampliación y remodelación que les llevó varios años pero que les llenó de satisfacciones. En el año 1964 incorporan como jefe de Cocina a Wolfgang Gutmann, joven cocinero con estudios en Alemania y Suiza. Se completaba así el equipo que habría de mantener la tradición y la calidad del hotel por muchos años.

En el año 1970 se casa Wolfgang con Renate ganando así el hotel un nuevo miembro en el equipo gerencial que ha sabido imponer su sello de elegancia y buen gusto en todos los detalles de decoración interior y una nota especial de calidez humana en sus relaciones con los huéspedes.

En el año 1980 Wolfgang es incorporado como asociado en el hotel. Wolfgang y Renate continúan agregando cabañas y ampliando y mejorando las áreas sociales. Incorporan nuevas decoraciones y lo convierten en sede para conciertos de Música de Cámara de los festivales que se realizan anualmente en la Colonia. Ambos están incorporados y comprometidos ampliamente con la sociedad civil coloniera.

El 22 de agosto de 1991 fallece Hermann Sittel. La muerte lo sorprende en la pista de baile del hotel donde se encontraba alojado en Rottach – Egern en los Alpes Bávaros. Wolfgang cumple con el deseo de Sittel de traer sus cenizas para ser enterradas junto a su esposa Martha en el cementerio de la Colonia Tovar.

A partir de la muerte de Sittel el hotel se convierte en una compañía por acciones presidida por Wolfgang Gutmann. El espíritu visionario y emprendedor de Herman Sittel sigue inspirando a Wolfgang y a Renate en la dirección de este hotel que con sus 79 años de vida ha sido pionero, escuela y guía para la actividad hotelera y turística de la Colonia Tovar.

El hijo de ambos, Ronald Gutmann, que después de una carrera profesional internacional en Hoteles y Restaurantes de renombre mundial, esta incorporado en la cocina y en la administración. Así el Hotel aumenta aún más su bien ganado prestigio gastronómico.